martes, 2 de julio de 2013

Aunque así sea







Cómo voy a creer
que al igual que se deforesta el Amazonas
zona a zona
inminente peligro de incendio corra la cultura
a estas alturas
que de preciso nombre cambien a una hora
sin demora
puntuales los días bajo la bombilla de la luna
inoportuna
que por más o menos que uno quiera o no quiera
o requiera
de rodar y volar los años ni cesan ni frenan
en cadena
que ni un por qué ni un cómo sepamos cualquiera
que anduviera
ni el dónde ni el cuándo que nos esperan
ni las fronteras
aunque así sea.

Cómo voy a creer
que se hayan cruelmente adherido a los fines
los delfines
los pactos con sellos que justifican los medios
con adverbios
que en lugar de arrastrarnos como reptiles
muy ruines
no nos dé por ponerle con poemas remedio
al adulterio
que por si acaso o si las moscas desfiles
con fusiles
de las fuerzas armadas para armarnos de miedo
y sin medios
que si no aparece el mal la paz no se concibe
ni se recibe
y entre col y col sea una coartada del tedio
cementerio
aunque así sea.

Cómo voy a creer
que no sea posible la manifestación de una protesta
con la testa
sin la destructora presencia de los fantasmas de la sangre
con calambres
que formen las religiones rigurosa parte de la orquesta
tan funesta
de los egoístas conciliábulos embrionarios del desastre
malas artes
que mientras unos se ceban, vomitan y engordan
rimbambombam
otros muchos millones se sigan muriendo de hambre
y de hambre
que nos vayamos por las ramas del olmo y de las peras
peteneras
para evadirnos de la sustancia y de la esencia del detalle
por el talle
aunque así sea.

Cómo voy a creer
que dos y dos son tres en la suma que consuma
y rezuma
el escalofrío del vacío del granero de los pobres
tan salobres
que viendo lo que veo no sea la luz sino la bruma
y la espuma
de mil socios con negocios pagados con sobres
sabedores
que las malas promesas con buenas palabras desayunan
y pululan
y se van por donde vienen como vil vino el catorce
y el destroce
aunque así sea.

Cómo voy a creer
que en quince mugrientos metros cuadrados
apretados
se hacine inocentes a diecinueve personas
luchadoras
que entre la bolsa, la vida y el cielo azulado
a los dados
prime la primera y su reluciente corona
comadrona
que del alma para afuera incluido el costado
despistado
rememos en viento contrario a las olas
caracolas
que se compadezcan los capullos y los gusanos
primos hermanos
de nuestra seda y de nuestro polen las amapolas
ellas solas
aunque así sea.
Cómo voy a creer, cómo voy a creer
que así es sea
lo que sea.



6 comentarios:

  1. La esperanza y la creencia siempre vuelven a germinar. A veces tardan más a veces menos. A veces crecen mucho y a veces apenas salen unos milímetros del suelo.
    Salu2 creyentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, paciencia y buenos pensamientos.

      Salud.

      Eliminar
  2. Dura la letra pero,no por ello menos cierta hay destellos de buena fe y de ganas de creer...Un abrazo agnóstico!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amoristad, por tu buena fe y tus ganas de creer.

      Mil abrazos.

      Eliminar
  3. Ahora pareciera como si la hubieses desplegado del todo,como si le hubieses dado un ligero toque de calor y me sabe mejor.No sé si estoy en lo cierto pero,me encanta leerte...Un abrazo desplegado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora es un poco más lo que yo quería y no sabía cómo hacerlo. Me alegro de que te haya gustado.

      Mil abrazos.

      Eliminar